Lo descubrí en casa de mi amiga María, una de esas personas descuidadamente elegantes, sibarita de la vida y a la última en absolutamente todo, mi alter ego!

Con un aeroccino o también conocido como “espumador de leche“, ¡convertirás tus rutinarios cafés en auténticas obras maestras!

Y es que ese toque de leche con espuma marca una gran diferencia. Cómodo de limpiar, fácil de usar, no desperdicias leche pues puedes poner justo la que vas a gastar, o guardar en el frigo si te has pasado. Puedes hacer espuma de leche caliente o fría, al gusto! Y si eres hábil, ¡hasta te puedes currar una de esas flores o tréboles o qué se yo!

Ideal para regalar. Yo compré el de la marca Nespresso, cuesta entre 70€ y 80€, dependiendo del modelo. ¡Yo tengo el más barato y va de maravilla!

 

Estáte atento, porque a veces salen ofertas por las que si compras un cierto número de cápsulas (un número bastante alto, entorno a las 400…), te regalan uno!

 

Si no quieres esperar a ofertas, aquí te pongo un link a donde puedes comprarlo. Por supuesto, en la web de Nespresso o en sus tiendas, los tienes disponibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.